¿Qué es Reiki?

¿Qué es Reiki? ¿Y cómo beneficia a la persona que lo recibe?

Reiki es una forma antigua de curación alternativa llamada «curación energética». Se cree que a través de una variedad de métodos y técnicas, una ‘fuerza vital universal’ se transfiere del sanador al receptor para promover la curación física o emocional. Muchas formas de Reiki están disponibles hoy en día, incluida la curación ‘práctica’ a través de la aplicación práctica, el ‘palmeo’ donde el sanador sostiene las manos del receptor y el ‘amasamiento’, en el que el sanador amasa o frota las manos del receptor con la intención de transmitir energía. El nombre Reiki proviene de la palabra japonesa ‘Rei’ que significa fuerza vital. Se cree que el Reiki se desarrolló en la India alrededor del siglo V a. C.

Hay varios tipos de Reiki: Reiki tradicional, Reiki terapéutico, Reiki personal y Reiki curativo. El Reiki tradicional incluye la creencia de que todas las enfermedades son causadas por energías desequilibradas. Esta energía se puede transmitir a través de las manos de un practicante o mediante su voz para corregir el desequilibrio. Un practicante de Reiki personal puede curar a alguien con Reiki, pero este tipo de tratamiento de Reiki no se reconoce como un método alternativo de atención médica en la mayoría de los países.

Se ha demostrado que el Reiki ayuda a las personas a lidiar con el estrés, controlar la depresión, combatir la fatiga y la ansiedad y mejorar la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo. Una forma de Reiki, conocida como ‘Reiki personal’ se utiliza para mejorar el bienestar físico de los pacientes. Se ha demostrado que alivia el dolor y reduce la hinchazón, mejora la circulación y aumenta la velocidad de curación. Se dice que el Reiki promueve la paz interior, la claridad de pensamiento y una mejor sensación de bienestar y relajación. Reiki también se puede utilizar para aliviar el estrés y ayudar a los pacientes a superar las fobias.

Muchos profesionales consideran al Reiki como una herramienta eficaz para ayudar a las personas a superar adicciones como el abuso de alcohol y drogas. Por ejemplo, muchos programas de rehabilitación de drogas han comenzado a utilizar Reiki para ayudar a sus pacientes a superar sus adicciones. Reiki trabaja para ayudar a los pacientes a comprender las razones por las que sienten que no pueden controlar su abuso de sustancias, así como a encontrar opciones alternativas para controlar sus comportamientos.

También se ha demostrado que el Reiki ayuda a las personas que se han sometido a una cirugía y se han realizado procedimientos invasivos en la cabeza. Durante esta terapia, los pacientes han informado que se sienten tranquilos y libres de estrés después de sus tratamientos.

Hay varias formas en las que el Reiki puede usarse como terapia alternativa para ayudar a prevenir o tratar enfermedades, incluidas las de la mente y el cuerpo. Los pacientes de la terapia de Reiki han informado respuestas positivas a su tratamiento, incluido el alivio de los síntomas relacionados con el síndrome de fatiga crónica, trastornos del sueño y dolores de cabeza. Estos resultados positivos se han relacionado con un cambio en la actividad cerebral y una mayor conciencia de los pensamientos. Por ejemplo, Reiki puede hacer que el cerebro se dé cuenta de sus propios pensamientos, o incluso que crea en su capacidad para afectar el estado natural del cuerpo.

Mucha gente también cree que Reiki ayuda a las personas a experimentar una conexión profunda con el reino espiritual. Informan que experimentan sentimientos de unidad con la naturaleza, un sentimiento de estar más conectados con el universo y un mayor sentido de conciencia de quiénes son. Algunos informan de una sensación de estar iluminados y en armonía con el universo.

Las personas también informan recibir orientación curativa o espiritual a través de la terapia de Reiki y dicen que a menudo pueden recibir mensajes a través del aura (el campo de energía alrededor del cuerpo) y el aura que rodea al practicante. Las personas incluso pueden recibir mensajes directamente de Dios.

Aunque muchos médicos y otros profesionales han recomendado el uso de Reiki para ayudar a los pacientes que padecen enfermedades, depresión o ansiedad, es importante comprender que Reiki puede causar algunos de estos mismos síntomas. De hecho, algunos pacientes no se animan a utilizar la terapia de Reiki porque experimentan náuseas y mareos después de recibir los tratamientos.

Para asegurarse de obtener el mayor beneficio de la terapia de Reiki, es importante consultar a un terapeuta o médico profesional antes de someterse a cualquier tratamiento. Si decide que desea probar este tipo de tratamiento, es importante asegurarse de investigar la terapia a fondo y obtener la capacitación adecuada.

Deja una respuesta